La precarga de la página ha tardado más de lo esperado. Click aquí para ver el sitio

Este sitio usa cookies para mejorar la experiencia de navegación y uso de la web. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de privacidad.

Empresas auténticas

Empresas auténticas

Simulación artículo LKN

A la famosa pregunta de si el emprendedor nace o se hace no sabría contestar, pero lo que tengo claro es que no conozco a ninguno que sea pesimista o al que le falte pasión. Si quieren emprender, piénsenlo dos veces. Trabajarán más de lo que nunca imaginaron, se encontrarán con sorpresas inesperadas, vivirán con la angustia de no saber lo que les espera… pero también disfrutarán como niños porque llevar adelante un proyecto y acabar convertido en empresario, por muy mal visto que esté, es uno de los grandes regalos de la vida. Lo importante es aprender a disfrutar del viaje y no solo del destino.

El éxito de Palibex -si por éxito entendemos estar donde queríamos estar hace siete años, cuando arrancamos nuestra actividad- es muy fácil de resumir. El 1 de agosto de 2012 éramos 12 personas y ahora estamos presentes en toda España con setenta delegaciones, una flota de más de 550 vehículos y un equipo de casi 700 personas.

¿A qué responde ese crecimiento en un tiempo récord?… Sin duda, es un conjunto de muchos factores pero hay dos que yo situaría arriba del todo de la lista: el conocimiento previo del mercado y la diferenciación. En Palibex fuimos capaces de aprovechar los cambios del mundo logístico, marcado por un menor stock y una mayor necesidad de urgencia, para identificar un subsector en auge y prestar servicios muy especializados. De forma sencilla, en lugar de dedicarnos a la distribución exprés de sobres o paquetes, lo que hacemos es transportar palés con un modelo operativo único y los servicios más rápidos del mundo de la paletería como las entregas antes de las 10 o antes del mediodía.

“El conocimiento previo del mercado y la diferenciación son algunas de las claves del éxito de Palibex”

Antes de convertirme en emprendedor, pasé más de dos décadas trabajando en multinacionales del transporte y la logística como UPS, DB Schenker o Christian Salvesen así que, cuando monté Palibex, además de ese conocimiento previo, tenía la convicción de que era posible hacer las cosas de otra manera en un mundo donde parecía ya todo inventado.

Con un bussiness plan muy claro bajo el brazo, solo tenía que plantearme qué personas quería que me acompañaran en mi aventura. Rodearse de un buen equipo es dar con la fórmula secreta, con ésa que todo el mundo quiere pero que muy pocos encuentran. Aunque sé que genera cierta perplejidad entre quienes me escuchan, si alguna vez tienen que elegir a su equipo, no se rodeen de expertos sino de buenas personas. De hecho, de los siete directores que levantamos Palibex, solo dos habíamos trabajado en el sector del transporte. El resto venía de la informática, del turismo, de la banca o de la comunicación. Algo que ha resultado clave para aportar nuevos aires y salirnos de lo preestablecido.

“Si alguna vez tienen que elegir a su equipo, no se rodeen de expertos sino de buenas personas”

Cuando hablo de elegir bien al equipo, no me refiero solo a mis colaboradores más cercanos sino a todos los empleados, sean gerentes, comerciales o carretilleros. Muchos empresarios destacan la importancia de delegar, pero yo iría un paso más allá y hablaría de compartir el proyecto, de rodearse de los mejores embajadores, de personas que defiendan tu causa como si fuera la propia porque, en realidad, lo es.

Ahora bien, si uno quiere crear un grupo de trabajo que comparta un mismo proyecto, debe construir una empresa feliz y saludable. No se puede pedir la máxima implicación sin dar nada a cambio. Cuidar a los empleados debe ser el centro de la estrategia hasta el punto de crear, como hemos hecho nosotros, un plan llamado Palibex Sonríe que incluye medidas de conciliación familiar, formación, un salario equitativo o un seguro sanitario privado para toda la plantilla.

A partir de ahí se puede empezar a pensar en una visión compartida de la empresa, para la que también se necesita una transparencia máxima. En Palibex hacemos mucho hincapié en la importancia de transmitir un mensaje sólido y honesto, en ofrecer a nuestros distintos públicos un contenido veraz y coherente sobre lo que realmente hacemos. Y es que una empresa solo tiene sentido si es auténtica

Artículo etiquetado en:

Tu almacén de recogida

Área de clientes

Seguimiento de envíos